• Islas Canarias

Sentirte aislado de todo en La Graciosa, no es una posibilidad, es una obligación. La Isla más virgen de las Islas Canarias nos espera con sus playas paradisiacas y ambiente de relax único.

Se nos hace la boca agua, pensando en susplayas doradas, sus plácidas casas tendidas en el lienzo ocre arenoso o en el mar turquesa que la acaricia. Esta isla es para viajeros especiales, sensibles, que saben disfrutar de la naturaleza, del silencio, de la belleza, y cómo no del sol y de playas solitarias.

La Graciosa es probablemente uno de los pocos lugares de Europa donde todavía no hay carreteras asfaltadas. Es la más desconocida y la quederrocha más serenidad de las Islas Canarias.